Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Nuevas tecnologías
Conócenos
Noticias OFECUM
Servicios
Boletín Ofecum
Mayores Activos
Buzón de sugerencias
Inicio Vocalías Nuevas Tecnologias

postheadericon Nuevas tecnologías


AULA DE INFORMÁTICA
         ESA VOCACIÓN TARDÍA…
Hace pocos días mi amigo y maestro Tomás Cañete me propuso que escribiera unas líneas para la revista mensual de OFECUM del mes de Mayo, en el apartado de las Nuevas Tecnologías. Yo le pregunté… pero Tomás de qué voy a escribir… Pues mira, Paco, podrías hacerlo sobre tus comienzos en OFECUM. Lo pensé… un instante y le dije “de acuerdo”.
informática mayo 2017 1
Así que me puse manos a la obra… lo primero sería presentarme, todo el mundo me conoce por Paco Pérez y sí, soy voluntario de OFECUM y profe de informática.
Mi pequeña historia transcurría en el año 2.010, cuando aún me encontraba entre los privilegiados de mantener un puesto de trabajo en una gran empresa, dedicada a la fabricación de materiales para la construcción.
Pero la alegría dura poco en casa del pobre. Ese año, con la crisis en pleno apogeo, nos cogió de lleno: primero con un ERE y más tarde lo que nos temíamos, “el Despido”. La verdad es que ese nocivo año 2010 se llevó por delante un gran número de empresas, a la vez que multitud de trabajadores, familias, proyectos e ilusiones.
Como en una pesadilla que no alcanzas a comprender, me encontré con 54 años, sin empleo, sin poderme prejubilar y sin entender, que esto te está pasando a ti después de una vida laboral intensa de 40 años. Con resignación y armado de un valor inesperado empiezo a recorrer Granada y su área metropolitana en busca de un empleo, dejando curriculums en todas las empresas que pude, tan variopintas como: Centrales de limpieza, Distribución de medicamentos, Repartidor de paquetería, Residencias de ancianos o como conductor. En todas ellas me encontré dos cosas: una buena predisposición y un “ya le avisaremos… el problema que vemos es la edad…”. ¡Ay esa edad fabulosa de los cincuenta y tantos!
Cierto día, cuando ya cunde el desánimo… que no sabes ni el día que es, mi mujer Belén
me comentó “podrías apuntarte a unos cursos de informática que yo estoy realizando”…
en OFECUM. ¿Y eso que es? —Le pregunté—…
Pues es una asociación de mayores que los imparte en la calle Divina Pastora, pero antes deberías apuntarte, realizar una prueba y si te admiten los podrás hacer.
Orienté mis pasos hacia OFECUM, que en ese año estaba ubicada en la calle Escudo del Carmen, donde me recibió con esa notable sonrisa mi amiga Mª Carmen explicándome todo sobre los cursos. Ese mismo día un señor muy amable me hizo una prueba y me valoró como apto para realizarlos, por cierto empezábamos al día siguiente… Este señor no era otro que mi amigo Tomás Cañete, mi maestro.
Desde ese día del mes de Abril del 2.010 me encuentro ligado a OFECUM. Ese primer curso para mí fue formidable pues me dio la oportunidad de aprender, levantarme ese desánimo en que me hallaba instalado y lo más importante el conocer a ese grupo de amigos que componían el curso… compañeros de pupitre como:
Juan Gómez, Paco Uceda, Encarni Espinosa, Rafael Gámez, Encarnita Rodríguez, Tomás Cañete y su mujer Manoli o su ayudante Antonio; perdón pero no recuerdo los nombres de todos los compañeros.informática mayo 2017 2
Este profe y ese grupo despertaron en mí la ilusión por aprender informática haciéndome volver a mis tiempos de instituto. Con una ilusión renovada volvía cada tarde al local donde se impartían las clases. Más tarde me fui apuntando a los diferentes cursos y como en una pequeña empresa pasé por los distintos puestos, voluntario, alumno, ayudante de los profes tanto en el IMFE, Centro de mayores Plaza de los Campos o en OFECUM, hasta que un buen día se acerca Tomás y me dice… “El próximo curso lo das como profe, así que vételo preparando”.
A mí se me cayó el mundo encima, pero acepté el reto y gracias a esta circunstancia, en la actualidad me encuentro impartiendo cursos de informática en el aula de OFECUM. Siete años intensos y formidables en los que he podido comprobar la satisfacción de poder transmitir, que no enseñar, lo poquito que sé de informática a los numerosos alumnos que han pasado por aquí.
Como anécdotas contaré, cómo percibes en esos alumnos el temor, pero al mismo tiempo la ilusión, por aprender y comprender ese mundo desconocido para muchos de las Nuevas Tecnologías (Ordenadores, Móviles, Cámaras, Tablet, etc.). Esa ilusión, como cuando vas por la calle y te saludan… “Paco-profe no sabes lo bien que me manejo ya con el Hotmail”, ya no tengo que preguntarle a mis hijos o mis nietos, o esta otra alumna,
Alicia, con ochenta y tantos años, que te comenta… Profe ya sabes que vengo con andador, si algún día está lloviendo igual no podré venir… por lo del paraguas; o en este curso que acabamos de finalizar, “Profe no sabes la alegría que tengo, pues ya sé descargar las fotos desde mi móvil a mi ordenador”.
En fin con esa satisfacción me quedo y con ánimos de seguir en este mundo de las Nuevas Tecnologías, pero sobre todo por haber despertado en mí “esa vocación tardía de la enseñanza”.
Gracias Tomás… Gracias alumnos… Gracias OFECUM por esta oportunidad.
                                                                                                                        Paco Pérez
 
Patrocinadores

1Reparnet 480x209

Halcón Viajes

logo Xitin


Colada Perfecta


Destilerias


Ibagar


Ideal House

 General Óptica

Punto moda3

als limpieza

Servigón

 mapfre

 Maríamar moda

Entidades

Fundacio G Educa


LA CAIXA EN NEGRO


logo-once


Plataforma Voluntariado GR

logo-arcadia

Banco Alimentos

Instituciones

logo-junta-de-andalucia

logo ayuntamiento granada

logo-universidad-de-Granada

logo-imserso

Diputacion Granada